PROYECTO DE ESTATUTOS PARA REGIR LA ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA COFRADÍA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LOS FAVORES, CUYA IMAGEN SE VENERA EN LA IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA CATALINA.

 

CAPITULO PRIMERO

Del fin y objeto de la Cofradía.

 

Art.1.- El fin primero y principal de la Cofradía, es la mayor gloria de Dios Nuestro Señor y el bien espiritual de los Cofrades, mediante el culto al Santísimo Cristo de los Favores, que se venera en la Iglesia Parroquial de Santa Catalina de esta ciudad.

 

Art.2.- Para llevar a cabo lo que se establece en el artículo anterior, se celebrarán funciones religiosas en la Parroquia y procesiones en la calle.

 

Art.3.- Podrá ser objeto de la Cofradía, todo lo que pueda contribuir al fin ya expuesto, rechazándose lo que pueda oponerse a ello.

 

CAPÍTULO SEGUNDO.

Constitución y gobierno de la Cofradía.

 

Art.4.- Esta Cofradía, queda constituida, de acuerdo, en su espíritu y forma, con lo que dispone el canon número 708 del Código Canónico, estando sometida a la jurisdicción y vigilancia del Ordinario del lugar ( Canon 690, párrafo 1º), el cuál tendrá derecho a fiscalizar sus acuerdos, según norma de los Sagrados Cánones.

 

Art.5.- La Cofradía no podrá disolverse mientras haya quince cofrades que deseen continuar en ella; en caso contrario, la Junta de Gobierno, se constituirá en comisión liquidadora, poniendo a disposición del Prelado los bienes de la Cofradía, una vez saldadas todas sus deudas, si las hubiere.

 

Art.6.- La Cofradía se regirá por las leyes de la Iglesia, las constituciones Sinodales de este Arzobispado y por las Leyes especiales y Reglas de Gobierno, que son:

 

a) Sus estatutos aprobados por la Autoridad Eclesiástica.

b) Las Resoluciones y Acuerdos tomados en Juntas Generales.

c) Las órdenes, mandatos y consejos de la Autoridad Eclesiástica.

d) Las tradiciones y costumbres autorizadas.

Art.7.-El régimen y gobierno de la Cofradía estará confiado a una Junta de Gobierno, integrada por los cargos siguientes: Un Capellan que será al mismo tiempo Consiliario; un Hermano Mayor; un Mayordomo Mayor; un Secretario; un Albacea; un Tesorero; un Vice-Secretario; un Vice-Albacea; un Vice-Tesorero y seis Mayordomos.

 

Art.8.-La Junta de Gobierno, será elegida cada dos años en Junta General que se celebrará en la primera quincena del mes de Mayo, en el lugar que determine la cédula de citación y convocatoria acordada por la Junta de Gobierno; solamente tendrán voto los varones, mayores de edad, que lleven un año al menos en la Cofradía. La elección se hará por votaciones secretas sucesivas y separadas para cada uno de los distintos cargos. Unicamente podrán ser votados en conjunto, los individuos que tengan cargo igual entre sí, como Albacea y Vice-Albacea, Tesorero y Vice-Tesorero, Secretario y los seis Mayordomos. Para la validez de la elección es necesaria la asistencia al acto con voz pero sin voto, como tal, del reprsentante del Rdmo. Prelado de la Dióceesis, o sea, del Capellán Consiliario de la Cofradía, y si no está designado, del Sr. Cura de la Parroquia, ó en su defecto, del Teniente Vicario. Nadie puede votarse a sí mismo, no votar tampoco a quien no reúna las condiciones para ejercer el sufragio activo y las que más adelante se establecen en este artículo. Podrá ser reelegida para el mismo cargo la misma persona durante dos periodos más, o sea, por un total que no exceda de seis años. Para ser legítima la elección requiere mayoría absoluta de votos de los que han tomado parte en ella, caso de empate lo dirime el Hermano Mayor o quien haga sus veces en el Cabildo de elecciones. Si repetidas tres veces la votación, no se obtuviera mayoría absoluta, ni la resolviere el voto de calidad, del que presida, resultará elegido quien mayor número relativo de votos haya obtenido en la tercera votación expresada.

Para la Validez definitiva de la elección, precisa la confirmación concedida por le Rdmo. Prelado de la Diócesis, careciendo de validez dicha elección mientras no sea confirmada y sin que los elegidos puedan tomar posesión de su cargo, continuando actuando aquel o aquellos, que lo vinieren desempeñando en la Junta saliente.

La comunicación al Prelado del resultado de la elección debe ir firmada por el Hermano Mayor, o quién le represente en el Cabildo de elecciones, por le Capellán Consiliario que las presenció y por el Secretario que haya actuado en el Cabildo. Las vacantes parciales serán cubiertas por la Junta de Gobierno hasta el próximo Cabildo de elecciones, pidiendo previamente la confirmación en el cargo del nombrado al Rdmo. Prelado.

En la lista de los elegidos o presentados que se remita al Rdmo. Ordinario para su aprobación y confirmación, debe consignarse la edad de cada uno de ellos, sus domicilios y Parroquia a que pertenece, la fecha de su ingreso en la Cofradía y el tiempo que llevare ejerciendo en ella algún cargo.

En toda elección debe reinar, un alto espíritu de sinceridad, libertad y rectitud de intención del que ha de estar muy lejos cualquier ambición personal o partidista. De no suceder así en algún caso el Rdmo. Prelado anularía la elección o privaría del derecho de hacerla nombrando por sí mismo la Junta.

Para poder ser elegible para la Junta de Gobierno, será absolutamente necesario.

 

1º) Ser cofrade, varón, mayor de edad, inscrito y recibido en la Cofradía, por lo menos con un año de antigüedad.

2º) Ser vecino con domicilio en la población donde la Cofradía radica.

3º) Ser Católico práctico y que conste pública y ciertamente que cumple exactamente con los preceptos de oir Misa todos los días festivos y Comulgar todos los años, al menos en la Cuaresma o Tiempo Pascual.

4º) Ser persona de moralidad intachable y de honradez ciudadana.

5º) Tener firmada y cumplir la promesa de la “ Cruzada Pro Decencia”.

6º) No estar afiliado a ninguna secta, ni sociedad reprobada por la Iglesia, como la masonería, espiritismo u otras.

Los cofrades que carezcan de alguna de estas cualidades o son elegibles para cargos de la Junta de Gobierno.

El Nombramiento del Rdo. Sr. Capellán es de la competencia exclusiva del Prelado, a tenor de lo dispuesto en el Canon 698 del Código Canónico.

Art.9.- La Junta de Gobierno tomará posesión el primer domingo de Junio, en Junta General que se celebrará dicho día para este objeto y para la aprobación de cuentas, si procede, visto el informe de la Comisión Revisadora. Esta compuesta de tres cofrades, se nombrará en esta Junta y desempeñará sus funciones hasta la Junta del primer domingo de Junio del año siguiente en que después de emitir el informe antedicho, cesará en sus funciones, siendo reemplazada por la que le sustituya.

 

Art.10.- La Junta Directiva tendrá las facultades ó atribuciones necesarias para hacer cumplir y vigilar el exacto cumplimiento de estos Estatutos y Reglamento de Procesiones.

La propia Junta asistida del Capellán Consiliario tiene facultades para interpretar dichos Estatutos y Reglamentos en cuantas dudas puedan presentarse.

 

Art.11.- Corresponde al Capellán, cuando asista, la presidencia de la Cofradía en todos los actos y Juntas, sustituyéndole en ausencia, enfermedad o vacante, el Hermano Mayor y a éste, el Mayordomo Mayor.

 

Art.12.- El Capellán Consiliario tiene el derecho y la obligación de tomar parte en las sesiones de la Junta de Gobierno y de la General, dirigir la Hermandad en el orden espiritual; ejercer las funciones del Culto, vigilar la observancia de los Estatutos; y ostentará la representación del Prelado de la Diócesis con todas las atribuciones que las Leyes Canónicas le conceden.

 

Art.13.- Corresponden al Hermano Mayor:

 

a) Presidir la Cofradía, siempre que no asista el Capellán Consiliario en todos los actos públicos y privados y dirigir los debates de las Juntas.

b) Autorizar con su firma los ingresos y gastos de Tesorería y firmar los recibos, citaciones, oficios y demás documentos necesariosñ.

c) Representar a la Cofradía en los actos y contratos que ésta celebre en ejecución de los acuerdos tomados en Junta General.

Le sustituirá en ausencia, enfermedad o vacante, el Mayordomo Mayor.

Art.14.- Corresponde al Secretario dar fé de los acuerdos adoptados por la Junta General o la Junta de Gobierno a cuyo efecto redactará las correspondientes actas, en presencia de los cofrades reunidos, llevará un libro de altas y bajas de cofrades con fecha de ingreso riguroso de cada uno, cuidará del Archivo, presentará en cada Junta General una relación de los acuerdos de la Junta de Gobierno, que esta haya tomado desde la última Junta General celebrada y firmará junto con el Hermano Mayor, las citaciones y oficios.

Las actas de las Juntas irán firmadas por los miembros de la Junta de Gobierno, el Capellán Consiliario; y las Generales, admás, por tres cofrades asistentes a la Junta.

El Vice-Secretario, sustituye al Secretario, en ausencia , enfermedad o vacante.

 

Art.15.- El Tesorero ha de ser persona de reconocida ...., será responsable de los descubiertos que puedan ocurrir en la Caja a él confiada; llevará el libro de Caja con todo detalle de entradas y salidas; firmará en unión del Hermano Mayor los recibos y demás documentos de Tesorería y efectuará los pagos, autorizados por el Hermano Mayor. Anualmente remitirá un saldo de cuenta al Prelado para su aprobación de acuerdo con lo dispone el párrafo 1º del Canon 691 del Código.

El Vice-Tesorero, sustituye al Tesorero caso de enfermedad, vacante ó ausencia.

 

Art.16.- El Albacea cuidará de acuerdo con el Capellán Consiliario se celebren los Cultos acordados a la Sagrada Imagen, así como del buen arreglo y limpieza del altar donde se venera; conservará en su poder la cera, hábitos y demás efectos propiedad de la Cofradía y llevará en unión del Hermano Mayor, Mayordomo Mayor, Secretario y Tesorero, inventario de todo lo que pertenezca a la Cofradía. Una copia de dicho inventario se remitirá a la Curia Eclesiástica, dándolo cuenta así mismo de todas las alteraciones de que sea objeto, según dispone el Canon 1.522 en su párrafo 3º.

 

Art17.- Bajo ningún concepto los señores que integren la Junta de Gobierno podrán ser proveedores de la Cofradía, ni ninguno de se dependencia.

 

CAPITULO TERCERO

De la admisión y separación de cofrades.

 

Art.18.- Para ser admitido en esta Cofradía hay que ser Católico, Apostólico, Romano, de buena vida y costumbres y tener devoción al Santísimo Cristo de los Favores, cuya imagen se venera en la parroquia de Santa Catalina de Loja. No podrán ser admitidos aquellos que pública o reservadamente no se conduzcan de acuerdo con lo anteriormente expuesto.

 

Art.19.- Pueden ser admitidos como cofrades los fieles de uno y otro sexo de cualquier clase y categoría social, con la reserva para las mujeres de lo que dispone el Canon 709 en su párrafo 2º.

 

Art20.- La admisión será hecha por la Junta de Gobierno a propuesta de dos cofrades que harán la presentación.

 

Art.21.- Los varones menores de dieciseis años sólo serán admitidos a petición de sus padres o tutores.

 

Art. 22.- Las señoras casadas no podrán ser admitidas separadas de sus esposos, a no ser que tengan licencia de sus maridos.

 

Art.23.- Las jóvenes solteras, tampoco podrán ser admitidas sin autorización de sus padres ó tutores.

 

Art.24.- Los permisos a que se refieren los artículos anteriores, habrán de constar precisamente por escrito.

 

Art.25.- Los cofrades serán de cuatro clases: fundadores; honorarios; activos y protectores.

 

Art.26.- Serán fundadores los que ingresen en la Cofradía dentro del primer año de su funcionamiento, a contar desde la fecha da aprobación de estos Estatutos por Rdmo. Prelado.

 

Art.27.- Serán Hermanos Mayores Honorarios, el Excmo. Sr. Arzobispo de la Diócesis y aquellas otras personas que por sus méritos sean investidos de dicha dignidad en Junta General. Será Mayordomo Mayor Honorario, el Sr. Provisor de la Diócesis y Cofrades Honorarios, las demás Autoridades Eclesiásticas y personas que por sus méritos sean designados con dicha dignidad por la Junta General.

 

Art.28.- Serán cofrades activos todos los varones mayores de dieciseis años que paguen una limosna de dos pesetas mensuales como mínimo.

 

Art. 29.- Serán cofrades protectores las señoras y varones que abonen una limosna mensual para contribuir al sostenimiento de los gastos de la Cofradía.

 

Art.30.- Será motivo suficiente para la separación de la Cofradía y privación de todos sus derechos, el escándalo público y las malas costumbres del Cofrade. Dicha separación se acordará en Junta General a propuesta de la Junta de Gobierno.

 

Art.31.- También será motivo de separación de la Cofradía la falta de pago por el cofrade de la limosna mensual prometida durante dos mensualidades consecutivas, si requerido para que las haga efectivas, no lo verificase en el plazo de quince días, pasados los cuales se entenderá renuncia a sus derechos.

 

CAPITULO CUARTO

Derechos de los Cofrades.

 

Art.32.- Los Cofrades tienen derecho a participar de las indulgencias, gracias y privilegios que los Romanos Pontífices concedan a esta Cofradía y tendrán asiento en el aprisco en todas las funciones y actos que la Cofradía celebre.

 

Art.33.- Los cofrades varones tienen voz y voto en las Juntas Generales tanto ordinarias como extraordinarias para elegir y tratar de los asuntos referentes a la Cofradía de conformidad a lo expuesto en el artículo 8º.

 

Art.34.- Si algún cofrade enfermare y diera cuenta al Capellán o al Hermano Mayor, este designará a dos cofrades para que lo visiten. Si llegara a necesitar los Auxilios Espirituales, será acompañado el Santo Viático por cofrades con luces y precedidos del guión de la Cofradía.

 

Art.35.- Si un cofrade falleciera y la familia dá cuenta del fallecimiento a la Cofradía, se aplicará en sufragio de su alma, una Misa cantada de Requiem con responso ante el altar del Santísimo Cristo de los Favores, a ser posible dentro de los quince días siguientes al del fallecimiento.

 

CAPITULO QUINTO

Administración de la Cofradía.

 

Art.36.- Todos los bines, ropas, alhajas y objetos, fondos, y caudales que la Cofradía posea, tienen el concepto de bienes eclesiásticos con arreglo a los sagrados Cánones y disposiciones concordadas en nuestro Derecho patrio.

 

Art.37.- De acuerdo con lo que dispone el Canon 691 la administración de estos bienes corresponden a la Cofradía y en su nombre a la Junta de Gobierno bajo la vigilancia del Ordinario del lugar, a quien se rendirán cuentas por lo menos una vez al año, según la norma del Canon 1.525.

 

Art.38.- La Cofradía no aprobará gastos superiores a sus ingresos y si los aprueba, serán responsables los cofrades que suscriban el acuerdo en la Junta General.

 

Art.39.- Como la Cofradía tiene solo la mera administración de los bienes, no podrá vender, enajenar, gravar, ni hipotecar ninguno de sus objetos, bienes y enseres; cualquier acto contrario a este artículo quedará nulo y sin efecto.

 

Art.40.- Si la Cofradía se disolviera por cualquier concepto, lo bines, ropas y objetos quedarán en la Iglesia a disposición de la Autoridad Eclesiástica.

 

Art.41.- Los pagos los hará el Tesorero, con la intervención del Hermano Mayor, sin cuyo requisito en el libramiento ó en el recibo, no podrá efectuarlos.

 

Art.42.- Los fondos de la Cofradía no podrán invertirse más que en las funciones y actos de culto u objetos para las Sagradas Imágenes, conservación, reparación y adorno de la capilla, procesión, etc, y otros actos extraordinarios que la Cofradía acuerde.

 

Art. 43.- Habrá un inventario general de todos los enseres, objetos, alhajas, ropas, etc. Que la Cofradía administre, sacándose cinco copias que quedarán en poder del Capellán, Hermano Mayor, Secretario y Tesorero, enviándose la quinta a la Curia Eclesiástica a la que se dará cuenta de los cambios que hibiere a tenor de lo que dispone el Canon 1.522, párrafo 3º.

 

CAPITULO SEXTO

De los actos del culto.

 

Art. 44.- La Cofradía dedicará todos sus esfuerzos y energías a fomentar y propagar el culto del Santísimo Cristo de los Favores.

 

Art. 45.- todos los años, precisamente en tiempo de cuaresma e independientemente de otros actos religiosos, que puedan organizarse, se celebrará en la Parroquia de Santa Catalina, donde redica esta Cofradía, un solemne Triduo en honor y gloria del Santísimo Cristo de los Favores al que están obligados asistir todos los cofrades, así como a la Comunión General que se verificará el último día del Triduo y que servirá para el cumplimiento Pascual, bien entendido que el no asistir a ella, será motivo de expulsión, no pudiendo reingresar el expulsado sin autorización expresa del Ordinario del lugar, previa instancia ante dicha Autoridad justificando las causas que le impidieron el cumplimiento de este devoto acto.

 

CAPITULO SEPTIMO

De las Juntas Ordinarias y Extraordinarias.

 

Art. 46.- La Cofradía celebrará anualmente tres Juntas Generales Ordinarias, que son las señaladas en los artículos 8º y 9º del Capítulo Segundo y otra en el mes de Febrero para organización de los Cultos del Triduo y de la Procesión de Semana Santa; además celebrará las extraordinarias que sean precisas a juicio de la Junta de Gobierno ó las que sean solicitadas por la mitad más uno de los cofrades activos.

 

Art. 47.- En las Juntas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias se discutirá serenamente las cuestiones que se sometan a deliberación estableciéndose dos turnos para exponer ideas en pro ó en contra de la cuestión que se debata, dirigiendo el desenvolvimiento de la Junta el Hermano Mayor.

 

Art. 48.- Las Juntas Generales tanto ordinarias como extraordinarias, se celebrarán previa citación mediante papeleta a los cofrades activos repartidas a domicilio; en primera convocatoria, para que sean válidos los acuerdos, precisa la asistencia, al menos, de la mitad más uno de los citados; en segunda convocatoria, a la que podrá señalarse fecha y hora en la misma convocatoria de la primera, para el caso, de no reunirse número bastante en esta, podrá celebrarse la Junta con los cofrades que asistan.

Los acuerdo se tomarán por mayoría de votos, y en caso de empate decidirá con voto de calidad el Hermano Mayor Presidente.

 

Art. 49.- La Junta de Gobierno se reunirá siempre que la convoque el Hermano Mayor por propia iniciativa ó a petición de tres ó más cargos de los individuos que la integran.

 

CAPITULO OCTAVO.

Disposiciones Generales.

 

Art. 50.- Se atenderá en la inversión de los fondos principalmente al culto de la imagen del Santísimo Cristo de los Favores; cuando no esté cubierto el capítulo destinado al culto, no deberá atenderse a otros gastos prescindiendo en primer término de los externos de pompa y ostentación y después, si fuere preciso, a los destinados a sufragio por los cofrades fallecidos, puesto que el culto es preferente al bien de cada uno.

 

Art.. 51.- Esta Cofradía no podrá cambiar hábitos ni insignias, sin licencia del Ordinario, según lo dispuesto en el Canon 714 del Código Canónico y estará obligada a asistir en corporación a las procesiones acostumbradas y a otras que el Ordinario indique con insignias y estandartes.

 

Art. 52.- Corresponde a la Junta de Gobierno con el Capellán Consiliario la aplicación e interpretación de estos Estatutos en cuantas dudas se presten sobre el texto de los mismos.

 

Art. 53.- Esta Cofradía dará a conocer a sus asociados la obligación que tienen de suscribirse en los organismos de Acción Católica a la que la Cofradía prestará su adhesión colectiva en la forma reglamentaria.

 

Loja a primero de Noviembre de mil novecientos cincuenta y cinco.